Directorio de fotógrafos en España (1851-1936)

Directorio

Directorio de fotógrafos en España (1851-1936)
Mª José RODRÍGUEZ MOLINA y José Ramón SANCHIS ALFONSO
2 volúmenes (1.024 páginas). 229 ilustraciones a color y 94 a blanco y negro. Tamaño: 30 x 24’5 cm. Encuadernación en rústica.
Edición: Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia. Valencia, 2013
ISBN obra completa: 978-84-7795-673-0
Precio: 69 euros (2 vol.)

Más información:
Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia
Etnobloc Museo de etnología
Blog Fernández Rivero
El Péndulo

Presentación y descripción del libro por de los autores:

La obra es un censo de fotógrafos en España elaborado a partir del vaciado de la información de todos aquellos que se anunciaron en los anuarios y guías comerciales de España, que comprendían también sus posesiones ultramarinas (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) y las posesiones en África (Protectorado de Marruecos y Fernando Poo). El resultado es una relación alfabética de los fotógrafos y otros profesionales relacionados con la fotografía, unos 9.000, ordenados por comunidades autónomas y dentro de éstas por provincias, y a su vez por capitales y poblaciones. En cada uno de ellos figura el periodo cronológico de su actividad, especificando las referencias a los anuarios en los que aparece citado; su domicilio o domicilios y su tipo de actividad profesional: fotógrafo, vendedor de aparatos y materiales, editor de postales u otras actividades (fototipia, fotograbado, etc.). Reproducimos también el texto de sus anuncios comerciales cuando aparecen.

Somos conscientes de los posibles errores que existen en los anuarios y guías, en los nombres y domicilios de estos profesionales (las correcciones las hemos hecho constar en notas a pie de página), al igual que sabemos que no todos se anunciaban.

Los anuarios y guías comerciales, por su carácter “de usar y tirar”, son obras bastante difíciles de localizar, pues la información que proporcionaban quedaba anticuada de un año para otro debido a las altas y bajas de comerciantes, industriales, cambios de domicilio, etc. No todas presentan las mismas características, las primeras se ceñían exclusivamente a una capital de provincia (Madrid, Cádiz, Sevilla…), y no encontramos los primeros intentos de englobar la totalidad o al menos parte de las principales capitales españolas hasta la década de los sesenta. El número total de obras vaciadas ha sido de 193, de las cuales 112 corresponden al siglo XIX y 81 al siglo XX.

En el libro debemos distinguir dos grandes bloques perfectamente delimitados, aunque complementarios entre sí; uno, que es la base de la obra, correspondiente al vaciado de la información de los fotógrafos contenida en los anuarios y guías comerciales; y un segundo bloque dedicado a las ilustraciones, en el que se ha prestado una especial atención a los reversos de las fotografías por la información que proporcionan, a los distintos tipos de soporte (cartones) en los que iban pegadas las fotos y los distintos nombres que éstos recibieron a lo largo de tiempo. Con un fin didáctico, los soportes y las fotografías, siempre que no se ha indicado lo contrario, se han reproducido a su tamaño original.

También prestamos una especial atención a los nombres de los litógrafos que, a partir de un determinado momento, figuran en los cartones que fabricaban y comercializaban; así apreciamos la distinta procedencia de estos materiales, nacionales en algunos casos o extranjeros: austriacos, alemanes, franceses, etc. Igualmente hemos hecho comentarios y reflexiones sobre los propios fotógrafos: las sagas familiares, las asociaciones diversas entre fotógrafos o pintores, nombres comerciales detrás de los cuales se eclipsan distintos fotógrafos, la perduración a lo largo del tiempo en un mismo domicilio de los gabinetes fotográficos que se ocupan sucesivamente por distintos fotógrafos, la movilidad de éstos a lo largo de su actividad, etc.

Además de los fotógrafos, en el libro se recogen los comercios que se dedicaban a la venta de materiales y aparatos de fotografía, así como las empresas que desarrollaron en España actividades relacionadas con la fotografía, como la fotolitografía, la fotocerámica, etc. También la información de los talleres de fotograbado y fototipia, de gran importancia para la historia del libro ilustrado y de la tarjeta postal. El contenido de los anuncios que los propios fotógrafos incluían en los anuarios nos permite apreciar las diferentes técnicas fotográficas y su evolución a lo largo del tiempo.

También se ha tenido en cuenta las propias imágenes, a través de las cuales podemos observar la evolución temporal de las modas fotográficas. Hemos querido que la parte gráfica no fuera simplemente una selección de fotos y cartones que ilustrasen el libro, sino que a partir de ellos y de los comentarios realizados surja una reflexión en el contexto general de la historia de la fotografía en España.

La obra, prologada por Lee Fontanella, se complementa con un índice onomástico y otro toponímico, con el fin de facilitar la búsqueda de la información.

Este tipo de obras hace años que fueron realizadas y editadas en otros países de nuestro entorno (Francia, Inglaterra, Bélgica…).En España, desde hace años, los profesionales de los archivos e historiadores de la Fotografía han echado en falta estudios de estas características, que nadie hasta este momento, por su complejidad, se había atrevido a abordar. Después de valorar el resultado obtenido, consideramos que el Directorio es una fuente fundamental para el estudio de la historia de la fotografía en España y de consulta obligada en el futuro tanto para el investigador como para el coleccionista, pues permite precisar la actividad de los fotógrafos en una localidad, en un domicilio y en un tiempo concreto.

Anuncios